La Revisión Técnica Obligatoria
La Agencia Provincial de Seguridad Vial controla y administra el sistema RTO. Está integrado por un conjunto de talleres distribuidos en la provincia, que funcionan en un marco de libre competencia. El transportista puede optar por cualquiera de ellos. La APSV controla, a través de Auditorías, el cumplimiento de los procedimientos técnicos vigentes, garantizando la uniformidad de la revisión.

¿Qué se controla durante la RTO?
Los principales grupos o sistemas sometidos a control durante el proceso de Revisión Técnica son los siguientes:
• Sistema de dirección.
• Tren delantero, tren trasero y suspensión
• Sistema de frenos. Determinación dinámica de eficiencia.
• Control de estado de chasis.
• Emisión de contaminantes gaseosos y sonoros.
• Neumáticos y llantas.
• Sistema eléctrico, iluminación y señalización.
• Instrumentos y accesorios.
• Estado general de carrocería.
• Letreros e indicadores.
• Elementos de emergencia.
• Salidas de emergencia.
• Vehículos propulsados a GNC, Dual.
• Vehículos de transporte de pasajeros 0 Km.
• Sistema de arrastre para semirremolque.
• Sistema de enganche para acoplado.
• Unidades para contenedores.
• Transporte de sustancias peligrosas.
• Procedimiento para vehículos no convencionales.
El Vehículo Aprobado
Es aquel vehículo que luego de superar el procedimiento de revisión técnica, no presenta deficiencias ó las mismas no inciden sobre los aspectos de seguridad para circular por la vía pública. En ese instante, se otorga al transportista el CERTIFICADO DE REVISIÓN TÉCNICA, y la OBLEA identificatoria correspondiente, ambos con la misma numeración, y con la indicación de la fecha de vigencia de la RTO. Estos elementos constituyen el documento que certifican que el vehículo se encuentra apto para circular.